lunes, 8 de agosto de 2011

Chicas de piernas perfectas

 Ella vivía rodeada de chicas bonitas. Y delgadas. Y todas, por supuesto, eran mucho más bonitas y delgadas que ella. Todas tenían un rostro bonito y las piernas perfectas. Por eso, para ella eran todas unas furcias.




Porque ella, lo único que deseaba, era tener las piernas perfectas.


Airie 

1 comentario:

  1. La envidia nos hace en muchas ocasiones ser unas cerdas con otras personas. Es más fácil eso que ponerse manos a la obra para conseguir lo que deseamos.

    ResponderEliminar